El partido del miedo

Eso de estar ocupado y no poder prestarle atención al fútbol hace que, cuando vuelvas a él, haya pasado de todo. Y te has dejado un montón de cosas en el tintero, pero no es plan de hacer un anuario con la ristra de sandeces que te has perdido en quince días. Que muchas de ellas no merecían la pena, otras se han convertido en asunto de estado y otras han sido tan ridículas como eso de si el Español tenía o no un presidente chino. Que lo tiene, como tantos otros. Pero hete aquí que vuelve la Champions y, ay, amigo, eso ya son palabras mayores. Sigue leyendo

Anuncios