Vacaciones, por favor

Las últimas apariciones de este fútbol nuestro me han convencido aún más, y mira que no me hacía falta, de que necsita unas vacaciones. Pero urgentemente, además. Sólo así se explica la sarta de tonterías que hemos tenido que oír o leer, las cosas que han pasado en los terrenos de juego donde todavia se juega (y nos queda una interminable fase de ascenso a Primera) y la sensación de que la terraza y el mojito están ganando terreno tras una temporada agotadora. De verdad, señores de nuestro fútbol español y europeo, váyanse a la playa. Ya. Ahora mismo. Sigue leyendo

Pero no lo pares, hombre

Y ahora se paran. Apenas nos ha dado tiempo a digerir ese gran sorteo de Champions que ha vuelto a ponernos en bandeja un Real Madrid-Bayern, o una jornada de Liga en la que los de arriba ganan, el Sevilla parece perder fuelle (me encanta la cantidad de gente que “lo veía venir”, son más que los caracoles tras la lluvia) y los de abajo tiran de raza y coraje, a falta de otras cosas,para sobrevivir un poco más: 3-1 del Sporting ante el Granada y vuelta a estar tres equipos mirando hacia atrás, dos con cara de preocupación y uno con cara de susto. Y van y lo paran. Que el viernes juega la selección. Sigue leyendo

Alégrame la Copa, por favor

Jornada copera para alegrar la semana, aunque sin apenas darnos tiempo, porque con la mamarrachada de empezar el viernes y acabar el lunes, no hay sitio para jugar nada más, pero ellos sabrán. O no, me parece. La cosa es que hubo Copa, en la que se impuso la lógica y en la que sólo el Real Madrid salió malparado, porque el Barcelona ganó fuera, el Atlético ganó sobrado y el Alavés ganó al de Segunda. Y mientras los nuestros le daban a la lógica, los de la Copa de África le daban a lo peor del fútbol europeo en la gran fiesta que se están montando estos días en Gabón. Que digo yo que para eso igual no hacía falta tanto partido, ¿no? Sigue leyendo