Millonarios sí, pero a qué precio

Bueno, pues ya está la temporada oficialmente en juego. La Supercopa europea da la salida a un año que se presume largo y con dos aspectos a tener en cuenta: la pasta que circula de un lado a otro como si cualquier inútil valiera 100 millones (150 piden por Dembele, y algún imbécil los pagará) y los partidos que se juegan en las salas de prensa. Lo del campo, a este paso, va a ser lo de menos. Que, por cierto, fue que el Madrid ganó 2-1 a un United que se parece al de Ryan Giggs, que no hace tanto, en que la camiseta sigue siendo roja. Qué pena verle, por favor. Sigue leyendo

Café con jagermeister

A Colombia se la asocia siempre con el café. El jagermeister es una especie de orujo de hierbas alemán que además se ha puesto de moda en los garitos de copas. Así que, siguiendo la tradición hispánica de tomarse un buen café con unas gotas de licor, la cosa es que James Rodríguez se va a tomar sus cafés a partir de ahora con jagermesiter, después de su cesión al Bayern de Munich. Vamos, que se lo han quitado de enmedio y allá que te pires. Sigue leyendo

Ahora me enfado y no respiro

En “Asterix en Hispania”, el pequeño Pepe, hijo del jefe Sopalajo y Arrierrez, es un niño caprichoso que cuando se enfada porque no le hacen caso dice: “pues ahora me enfado y no respiro”, hasta que los demás dan su brazo a torcer y hacen lo que él quiere. Así que, por mucho que los madridistas me digan, a mí lo de que Cristiano Ronaldo se quiere ir del Madrid, como además no es la primera vez que pasa (¿se acuerda de aquel famoso “estoy triste”?), me suena a eso. Y, francamente, por mí como si se ahoga. Sigue leyendo