Queridos espectadores:

Soy yo, la Copa de Europa. O Champions, como me llamáis ahora, después de que me hiciera unos arreglillos allá por los noventa, que me dejaron bien guapa y todo eso, pero que no han cambiado ni un poco mi personalidad: me encantan las sorpresas y me encanta ser cruel a veces. No puedo evitarlo, soy como Jessica Rabbit, “no soy mala, es que me han dibujado así”. Y me lo he pasado bomba estos cuartos dando sorpresas y palos a todo el mundo. Incluidos vosotros, espectadores, que os creías que estaba todo hecho. Poco me conocéis… Sigue leyendo

Anuncios

Si el entrenador lo dice…

En un par de horas Juventus y Real Madrid estarán zumbándose otra vez, pero en esta ocasión, y al hilo de la posible alineación blanca, se me ocurre otra cosa a la que no prestamos demasiada atención. O, al menos, a la que siempre prestamos atención desde el mismo sitio. Y es eso que llamamos “ataques de entrenador”, es decir, cuando de repente aparece un fulano en el campo que no juega habitualmente, o en un sitio que no es el suyo o se queda en el banquillo de repente sin ninguna explicación. Vale que todos llevemos un entrenador dentro, pero, ¿tan mal lo hacen? Sigue leyendo

La verdadera duodécima blanca

A estas alturas de la película todo el mundo ha visto la final, los festejos y demás y es hasta un poco absurdo volver a hablar de lo mismo. Pero es lo que tiene salir de fiesta el sábado, que el domingo no estás para nada, y mucho menos si, como era mi caso, querías que ganara la Juventus. Que ha hecho una gran temporada, pero que con el golazo de Mandzukic dio la sensación de que igual podía haber sido extraordinaria. No lo fue, y ahora el mundo se rinde al Real Madrid, lo que ha hecho que la sonrisa de Florentino Pérez sea mayor que la eslora de su yate. Sigue leyendo