La verdadera duodécima blanca

A estas alturas de la película todo el mundo ha visto la final, los festejos y demás y es hasta un poco absurdo volver a hablar de lo mismo. Pero es lo que tiene salir de fiesta el sábado, que el domingo no estás para nada, y mucho menos si, como era mi caso, querías que ganara la Juventus. Que ha hecho una gran temporada, pero que con el golazo de Mandzukic dio la sensación de que igual podía haber sido extraordinaria. No lo fue, y ahora el mundo se rinde al Real Madrid, lo que ha hecho que la sonrisa de Florentino Pérez sea mayor que la eslora de su yate. Sigue leyendo

Anuncios