Vodka ruso en Madrid

La noticia de la jornada estuvo, cómo no, en el galletón que se llevó el Madrid en su propia casa a manos del CSKA de Moscú, un 0-3 que duele por un montón de cosas, pero sobre todo porque anda el madridismo con la piel sensible desde este verano. A Solari se le empiezan a acumular los problemas en los lugares donde, sobre todo en los últimos años, no los había, así que la papeleta ya es de órdago porque si hay algo que el Real Madrid no tiene es paciencia. Les salva, quizá, que no han sido los únicos y que, como dijera Marcelo, ha pasado ahora y no en marzo. Sigue leyendo

Anuncios

Fiesta, fiesta!!

Más de media España está de fiesta. Unos desde el fin de semana, aunque con más cosas que celebrar y otros desde ayer, aunque con más entusiasmo porque, aparentemente, les ha costado más. Y digo aparentemente porque sí, es cierto, contra la Bayern hubo momentos en que las pasó putas (dicho muy mal y pronto) y alguno tiene tirones en el cuello de tanto mirar a los balones aéreos; pero lo que ha hecho el Barcelona, arrasando cual caballo de Atila hasta ganar una Liga sin perder un partido (y a falta de ¡cinco! jornadas) y vapulear al osado que salió a jugar la final de Copa… pues eso cuesta quizá más. Sigue leyendo

Goles para todos. ¡Por fin!

Europa ha vuelto a escena y además lo ha hecho a la grande, con unas semifinales que le reconcilian a uno con el fútbol absurdo, encorsetado y caguica que se ve casi cada jornada en casi cada liga. Por fin ha habido partidos de verdad, de esos que gustan y que encima tienen goles. Pero, como, estoy vago, en vez de escribir una larga perorata sobre lo bonito que es Liverpool del martes y no digamos el clasicazo europeo del miércoles, voy a limitarme a los análisis de los niños, esos que sólo preguntan cuántos han marcado. Sigue leyendo