La camiseta no se toca, chaval

La ida de la Supercopa española pasará al recuerdo por la expulsión de Ronaldo y porque el Madrid ganó 1-3. Una expulsión que ha puesto de nuevo en el disparadero la manía de los futbolistas de quitarse la camiseta al marcar un gol, una costumbre que yo, como presidente de un equipo, prohibiría incluso por contrato. Y no sólo porque, tal y como ha sido el caso, provoque después una expulsión, sino porque es una absoluta gilipollez y además, para mí, una falta de respeto al club que les paga. Y de las gordas. Sigue leyendo

Millonarios sí, pero a qué precio

Bueno, pues ya está la temporada oficialmente en juego. La Supercopa europea da la salida a un año que se presume largo y con dos aspectos a tener en cuenta: la pasta que circula de un lado a otro como si cualquier inútil valiera 100 millones (150 piden por Dembele, y algún imbécil los pagará) y los partidos que se juegan en las salas de prensa. Lo del campo, a este paso, va a ser lo de menos. Que, por cierto, fue que el Madrid ganó 2-1 a un United que se parece al de Ryan Giggs, que no hace tanto, en que la camiseta sigue siendo roja. Qué pena verle, por favor. Sigue leyendo

Neymar: cuéntame algo que no sepa

De verdad que no contaba con escribir nada, amparado en una lenta agonía de amistosos y rumores que llenaban las semanas sin apenas cambios, hasta que volvieron a aparecer estos dos. El Neymar y el Cristiano. Uno porque por fin dijo que se va, como si no lo supiéramos, y el otro porque tuvo que ir a declarar al juzgado por el “problemilla” ese con Hacienda. Y, francamente, para la siguiente que hagan juro que no salgo de la playa y que lo escriba otro. ¿Por qué? Sigue leyendo