Hasta yo lo ví. Y no estaba mirando

Lo vi de reojo en la televisión, al calor de una pinta en una cervecería, en mitad de una conversación sobre política y una retahíla de miradas hacia una de las camareras más atractivas que he visto en meses. Y lo ví. Y si en semejantes circunstancias yo, un mero espectador, pude ver que el balón del 1-0 del Barcelona salió medio metro, el árbitro, o el asistente, o el cuarto árbitro, o el delegado de al Liga, o el que vende las palomitas, o quien fuera, tuvo que verlo también. Y tuvo que haber dicho que no. O al menos, que lo mirasen otra vez. Pero no tuvo que, como siempre, cerrar los ojos cuando enfrente hay rayas azulgranas. Sigue leyendo

Anuncios

El resoplido de la FIFA

Andaba la FIFA con el sueño inquieto, pensando en cómo se le podía estropear la fiesta del verano, pero finalmente parece que tendrá a todos los que querían. Es decir, estarán Messi y Cristiano, que era lo único que les preocupaba. Porque una nefasta Portugal y una aún peor Argentina estuvieron coqueteando demasiado tiempo con el abismo y poco más y se quedan en casa este verano en lugar de irse al Mundial de Rusia. Mundial que, por cierto, estaba también con la mosca detrás de la oreja. Sigue leyendo

No podía haberlo hecho peor (II)

Vale, casi una semana después del famoso 1-O y toda la parafernalia, resulta que las aguas no sólo no bajan más tranquilas, sino que encima lo hacen peor pero más gente. Que esta vez no sólo es el Barcelona el que lo está haciendo de pena y aquí los palos pueden caer en todas direcciones. Y, mira, será por ejercer mi libertad de expresión, por decir aquello de “ya lo decía yo” o, directamente, porque me da la gana, pero vamos a repartir unos cuantos. Porque es difícil hacerlo peor, pero se están esforzando mucho… Sigue leyendo