Detalles egoístas

Lo reconozco, para muchas cosas soy muy inglés, muy tradicional, muy de lo de antes. Y, vista la final de la Copa del Rey, me he encontrado con algo que no me ha gustado nada, que no es la primera vez que pasa y que se está convirtiendo en una fea costumbre. Casi casi de desprecio. Y no me refiero esta vez a los pitos al himno, que me parecen una total falta de educación y respeto en una competición deportiva y que deja a quienes lo hacen a la altura del betún. Esa vez me refiero a los jugadores. Sigue leyendo

Anuncios