Vacaciones, por favor

Las últimas apariciones de este fútbol nuestro me han convencido aún más, y mira que no me hacía falta, de que necsita unas vacaciones. Pero urgentemente, además. Sólo así se explica la sarta de tonterías que hemos tenido que oír o leer, las cosas que han pasado en los terrenos de juego donde todavia se juega (y nos queda una interminable fase de ascenso a Primera) y la sensación de que la terraza y el mojito están ganando terreno tras una temporada agotadora. De verdad, señores de nuestro fútbol español y europeo, váyanse a la playa. Ya. Ahora mismo. Sigue leyendo