Sólo compro el título

El Atlético de Madrid ganó la Europa League tras vencer al Olympique de Marsella (3-0). Enhorabuena, me alegro por ellos. Y ya. Es decir, fue mejor y ganó por méritos propios, Griezzman ejerció de estrella, sus compañeros brillaron y jugaron a un alto nivel y no hay nada que objetar, al contrario: su propio rival nunca se creyó capaz siquiera de empatar el partido. Fernando Torres se pudo despedir con un tíitulo y todo. Y ya. Eso es lo que compro. Todo lo demás que han dicho y están diciendo desde ayer, acerca de la idiosincrasia de este equipo y todas esas cosas, se lo pueden quedar, que ni me lo creo, ni me interesa ni desde luego me lo voy a tragar. El Atlético ha ganado un título europeo y ha hecho una gran temporada; genial. Pero hasta ahí. Sigue leyendo

Anuncios

La estupidez de fichar a Neymar

Acabará en el Madrid, como han hecho tantos otros, pero me parece una completa estupidez que el equipo blanco se plantee siquiera fichar a Neymar. Soy de los que piensa que cuando el PSG pagó su cláusula y se lo llevó por 222 millones de euros de nada (el presupuesto de media Liga), los demás clubes debieron de respirar aliviados y decirle aquello de “con tu pan te lo comas”, Barcelona incluido. Pero está visto que debo ser de los pocos que lo pensaba realmente. O incluso el único. Y lo sigo pensando. Sigue leyendo

Chirigota y esperpento sevillano

Tal parece que no haya pasado el Carnaval, habida cuenta del esperpento y la chirigota que se pudo ver en el Sánchez Pizjuán, en el partido aplazado entre el Sevilla y el Real Madrid, que ganaron los primeros por 3-2 y en el que Sergio Ramos volvió a su peor versión, la de vedette que quiere todos los focos para ella, ya esté en lo alto de la escalera o cambiándose en el camerino. Y el problema de que te apunten todos los focos es que, a veces, enseñan lo que no deben. Y de eso ayer hubo mucho. Sigue leyendo