Se vende. Lo que sea, pero se vende

Se supone que aún hay competiciones de fútbol en pleno proceso, y que encima son como muy chulas. O eso nos quieren vender, claro. Hay una Eurocopa sub-21 y una Copa Confederaciones, aparte del paripé de tener todavía a dos equipos de Segunda jugando a ver quién sube: faltan quince días para que empiece la pretemporada de varios equipos, y en este bendito país no sabemos quiénes van a jugar en Primera. Pero todas esas cosas no son más que adorno del infame mercado en el que se ha convertido, de unos años para acá, este bendito fútbol nuestro. Sigue leyendo

Ahora me enfado y no respiro

En “Asterix en Hispania”, el pequeño Pepe, hijo del jefe Sopalajo y Arrierrez, es un niño caprichoso que cuando se enfada porque no le hacen caso dice: “pues ahora me enfado y no respiro”, hasta que los demás dan su brazo a torcer y hacen lo que él quiere. Así que, por mucho que los madridistas me digan, a mí lo de que Cristiano Ronaldo se quiere ir del Madrid, como además no es la primera vez que pasa (¿se acuerda de aquel famoso “estoy triste”?), me suena a eso. Y, francamente, por mí como si se ahoga. Sigue leyendo

Vacaciones, por favor

Las últimas apariciones de este fútbol nuestro me han convencido aún más, y mira que no me hacía falta, de que necsita unas vacaciones. Pero urgentemente, además. Sólo así se explica la sarta de tonterías que hemos tenido que oír o leer, las cosas que han pasado en los terrenos de juego donde todavia se juega (y nos queda una interminable fase de ascenso a Primera) y la sensación de que la terraza y el mojito están ganando terreno tras una temporada agotadora. De verdad, señores de nuestro fútbol español y europeo, váyanse a la playa. Ya. Ahora mismo. Sigue leyendo